UNO DE LOS GRANDES FRAUDES DE LA CIENCIA

INTRODUCCIÓN

En este trabajo vamos a ver uno de los mayores fraudes de la ciencia. Actualmente, existen un gran número de investigaciones que, en un principio, parecían un gran descubrimiento y algo muy positivo para la humanidad y la ciencia y después resultaron ser un engaño. Pero ¿por qué los científicos difunden esta clase de noticias sabiendo que no es certero? ¿Fama, intereses económicos o políticos, prestigio? Entre una larga lista de estafas dentro de la ciencia, hemos escogido una, porque nos ha resultado las más sorprendente. Trata acerca de ‘la clonación humana’. Asimismo, analizaremos las consecuencias sociales que tienen esta clase de engaños en la sociedad y en la comunidad científica  y la relación con la falta de confianza de la población en la ciencia privada.

 

ÁNALISIS DEL CASO

A continuación desarrollaremos el caso que verifica que en la ciencia se ha producido una serie de engaños o fraudes que han tenido resonancia a escala mundial.

 

La clonación humana

En mayo de 2005, el investigador surcoreano de la Universidad Nacional de Seúl Hwang Woo Suuk (licenciado en veterinaria) y su equipo, publicó un artículo en la prestigiosa revista científica “Science” afirmando haber conseguido clonar células humanas embrionarias por primera vez. En marzo de 2004, ya habían anunciado en la misma revista que habían conseguido un embrión clonado.  Cabe decir que no es el pionero en esta clase de fraudes, pues también los hay similares, sin embargo éste ha sido el que más repercusión mundial ha tenido.

¿En qué consiste el experimento?

Según este científico y sus hombres, en el estudio de 2004, transplantaron núcleos procedentes de células somáticas en ovacitos humanos, con la misma tecnología con la que habían clonado a la oveja ‘Dolly’.En el de 2005, habían obtenido once líneas celulares procedentes de células  madres de embriones humanos a través de la clonación terapéutica de células de pacientes afectados por algunas enfermedades. Estas células tendrán un material genético igual que el de los enfermos y al utilizarlas serían capaces de generar tejidos sanos en tratamientos médicos que no se produciría un  rechazo en el sujeto. Esto implicaría la cura de enfermedades degenerativas como el parkinson, el alzhéimer, la diabetes o el cáncer, hasta entonces incurables. Para este experimento se utilizaron 185 óvulos.

¿Cómo se difundió? ¿Qué repercusión tuvo?

 

A la hora de explicar de este asunto, conviene hablar de dos motivos por los que tuvo tanta repercusión. El primero fue porque fue publicada en la revista ‘Science’, revista de gran valor científico, caracterizada por su minuciosa selección en las noticias que publica y por su riguroso método, para verificar el procedimiento que han utilizado los investigadores para llegar a las conclusiones o noticia que han mandado a la revista. Por lo que hace que ésta sea considerada como muy fiable y segura y tenga buena imagen entre los lectores de la comunidad científica.

El segundo motivo es porque, gracias a este experimento se podrían curar muchas enfermedades que están muy extendidas (cáncer, diabetes…) entre la población mundial. Por ello, Hwang woo Suk fue aclamado, pues la comunidad científica dio por buena la noticia y la opinión pública le recibió con los brazos abiertos. Pero además, su logro repercutió en el ámbito de la bioética, la moral, el derecho, la religión y los medios de comunicación. Fue calificado de «Héroe nacional», «Apóstol coreano de la clonación», «héroe nacional», «pionero científico», «logro de proporciones históricas», «padre de la clonación terapéutica», «ídolo de la ciencia laica»…

Durante los dos años que duró su gloria, fue considerado una leyenda viva, se crearon clubes de admiradores en todo Corea del Sur, había páginas webs como “Yo amo a HWS”, hasta la prensa y la televisión elevaba sus comentarios a citas célebres.

El gobierno también lo admiraba, hasta el punto de que le promocionaba. Le concedió millones de dólares de fondo para poder continuar con sus investigaciones, además de crear el primer banco mundial de células madre, poniendo a Woo- Suk al mando.

La verdad acerca del mito

 

Más adelante, el gobierno decidió que las investigaciones de este señor debían ser verificadas por un comité científico. Una comisión de la propia Universidad donde ejercía el investigador anunció que el profesor había falsificado los resultados (por lo que el artículo de Science también era falso), pues esas células madres proveniente de pacientes no existieron. Tres laboratorios independientes confirmaron que el material genético de las células clonadas, no coincidían con el ADN de los pacientes, además de otros errores y datos falsos. Hwang defendió la autenticidad de su trabajo. «No hay duda de que logramos producir once células madre de embriones humanos clonados de un paciente, y de que poseemos la tecnología para crearlas de nuevo», calificando de “despechados” a los que ponían en duda su trabajo. Después reconoció haber falsificado el estudio y pidió disculpas. El presidente lo tachó así: «un acto que no era otra cosa que un engaño a la comunidad científica, y por extensión al público en general». Para profundizar, cabe decir que el prestigioso director del Hospital Mizmedi, Roh Sung-il (colaborador de Hwang), aseguró en  la KBS y MBC que uno de los colaboradores de Hwang Woo-Suk había sido obligado a participar en el engaño, aún sabiendo que era falso. Fue a partir de las afirmaciones que hizo en esas televisiones por las que el gobierno decidió que se investigase el experimento de las células clonadas. Aseguró que el científico le dijo que no había células madre clonadas, que había presentado células madre de tejidos obtenidas en el laboratorio de Roh Sung-il y 9 ni siquiera existieron.

Consecuencias y trascendencia social

 

En primer lugar, hubo consecuencias negativas para el científico y para la sociedad en general.

El investigador que era profesor del Departamento de Theriogenología y Biotecnología de la Universidad Nacional de Seúl fue expulsado de su trabajo, por el escándalo suscitado, y su laboratorio fue cerrado. Además fue condenado a dos años de cárcel en suspensión (no iría a prisión, pero sí será vigilado por tres autoridades), pues, a pesar de su gran mentira, era una autoridad en clonación animal en Corea del Sur. Estuvo ingresado en un hospital durante una semana debido al estrés emocional provocado por las infinitas críticas. También se le acusó de apropiación indebida de fondos públicos y privados, además de violación de la ley bioética. A pesar de todo esto, Sung- Il pidió disculpas públicamente y aseguró sentirse avergonzado.

Por otro lado, el prestigio de la revista Science fue muy dañado y su fiabilidad también quedó bajo sospecha.

La imagen de la Universidad de Seúl también fue afectada, al igual que las pretensiones del gobierno coreano de convertir a Corea en el país pionero en el estudio biomédico de células madre.

La repercusión más fuerte en el estudio de células embrionarias es que el gobierno surcoreano prohibió la investigación con células madres embrionarias, pero en marzo de 2007 el Comité Ético Genético surcoreano lo derogó con la condición de trabajar solo con óvulos descartados de inseminaciones artificiales.

 

¿POR QUÉ ARRIESGARSE?

 

¿Realmente compensa hacer este tipo de engaños arriesgando tu carrera profesional? Al parecer, si más de un científico lo ha hecho, sí, merece la pena, sino no pondrían en peligro su prestigio e imagen como científico fiable. Siguiendo el ejemplo de Hwang woo- Suk, ¿por qué lo hizo? Analizando el fraude, fue algo con repercusión mundial, por lo que era consciente de la expectación que iba a generar, pues podría haber engañado con otro tipo de investigación en la que no se da tanta importancia actualmente ni pudiera tener tanta relevancia. De aquí se deduce que lo que quería el investigador, en primer lugar, era que tuviese una escala mundial. Sin embargo, es cierto que todos los laboratorios del mundo querrían saber la fórmula o cómo se realizaría este proceso de clonación, por lo que al investigarlo, tal y como dijo el profesor, encontrarían errores y falsificaciones y descubrirían pronto la mentira.

Por otro lado, si hubiese sido por obtener prestigio se hubiese centrado en la clonación que consiguió en 2005 de un perro (Snuppy), experimento que le otorgaría mucho prestigio y buena imagen.  Además si hubiese querido una suma importante de dinero se centraría en esta investigación, pues muchos millonarios estarían dispuestos a resucitar a sus mascotas por cualquier precio, por lo que se haría inmensamente rico. Además no tenía intención de patentar la línea de estudio de  los clones humanos.

Entonces, ¿cuál era su objetivo con esto? Hay que destacar la figura de Robert Lanza. Lanza era el científico que más reconocido estaba en cuanto a  la clonación humana hasta que apareció Hwang; además es vicepresidente de la empresa ACT en Boston, que tiene 30 patentes en el campo de la clonación. Lanza explicó el porqué de la lamentable actuación del investigador en el periódico ‘EL PAÍS’: «En la segunda mitad de 2003, en ACT habíamos generado embriones humanos clonados de una fase de desarrollo que normalmente es competente para derivar células madre. Eso fue justo dos meses antes de que Hwang enviara su borrador a Science». «Porque Hwang esperaba que nosotros publicáramos un resultado similar de manera inminente. » De  forma que, con los pensamientos de Hwang, al publicar ambos estudios paralelamente, el estudio de Lanza y sus hombres quedarían muy humillados y el surcoreano se cubriría de gloria, es decir, conseguiría derrotar a los norteamericanos. Por lo que lo hizo por un afán de superar, aunque fuese con mentiras, al gigante estadounidense, algo que alguno investigadores consideran como “un caso psiquiátrico”. Hwang, lo que realmente consiguió con esta mentira, fue  tener una enorme mancha en su reputación y verse como un estafador.

CONCLUSIONES

 

La conclusión final sobre todo, es que como diría el dicho popular: “las mentiras tienen las patas muy cortas”. Pues efectivamente, con esta investigación lo hemos confirmado, además hemos demostrado que a la ciencia es muy difícil engañarla, pues siempre habrá pruebas empíricas que rebatan un experimento erróneo o con sesgos. Si se la engaña a la ciencia, es porque detrás siempre hay un componente económico o político, una ambición por conseguir prestigio o superar al pionero en algo, lo que puede acabar con lo que has tardado tantos años en construir, como es una carrera profesional digna. Además cuanta más escala tenga,  más desprestigiada quedará tu carrera, no siendo ésta la única consecuencia, sino que además para el mismo defraudador, hay consecuencias negativas para la ciencia y la sociedad.

 

COMENTARIO PERSONAL

 

Para finalizar el trabajo, realizaremos un comentario personal con algunas reflexiones y apartados que nos han sorprendido. Tras analizar este caso, nos dimos cuenta como el no tener conocimientos hace que seamos fácilmente manipulables, es decir, el científico se aprovechó de la ignorancia de la población en este campo. Pero, la jugada no le salió bien, porque, por suerte, siempre hay personas que te superan y saben igual o más que tú, como sucedió con Lanza. Sin embargo, el científico no fue el único que jugó con el público, sino la propia revista jugó con la confianza de los lectores específicos de ésta, sabedores de la materia, que al tener total confianza en la revista, confiaron ciegamente en la veracidad de sus artículos. Es interesante como personas que poseen tanto conocimiento de ciencia son capaces de moverse por envidia, ambición, política, dinero… sin tener cualidades tan importantes para esta profesión como son la honestidad y la humildad. Por lo que las grandes instituciones científicas, como las farmacéuticas o los gobiernos, se aprovechan, para así comprar a los científicos que se olvidan de su lado humano y dan paso a su afán material, por lo que, de esta manera, pueden conseguir ellos su propio beneficio. Esto se puede relacionar con la desconfianza de la sociedad hacia la ciencia privada, pues realmente no hacen ciencia porque les interese curar a millares de personas con enfermedades tan diversas como el cáncer, la hipertensión, el SIDA… sino porque saben que gracias a la existencia de medicamentos para la paliación de estas enfermedades  van a conseguir una retribución. Esta acción deja muy olvidado la parte humana y la parte del conocimiento por el conocimiento, pues además algunos descubrimientos científicos son tapados y secretos, con lo que conlleva que la población no sepa qué se está investigando ni de qué manera, algo que produce verdadera angustia y desconfianza, por lo que  se tiende a confiar en la ciencia pública que es abierta y común a todos. Lo peor de todo es que esto seguirá ocurriendo y no podremos hacer  nada, pues las grandes industrias serán las que dominen.

 

PROBLEMAS EN LA BÚSQUEDA DE INFORMACIÓN

Una de las partes positivas de este trabajo es que, al tener tanto reconocimiento mundial, hay mucha información en Internet, libros, revistas… Por lo que a la hora de buscar datos e información acerca de la clonación no ha habido excesivas limitaciones. El único inconveniente es que, a veces, en algunas fuentes los datos eran erróneos o incompletos, por lo que hemos tenido que buscar en lugares muy distintos, que entre todos nos han dado los datos certeros.

BIBLIOGRAFÍA

 

http://espanol.babycenter.com/a4500106/vacunas-y-autismo-distinci%C3%B3n-entre-la-realidad-y-la-ficci%C3%B3n#ixzz2geokKozD

http://www.abc.es/20091028/ciencia-tecnologia-/cinco-mayores-fraudes-cientificos-200910281100.html

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/01/07/noticias/1294393151.html

http://listas.20minutos.es/lista/fraudes-cientificos-304188/

http://tops10.loquenosabias.com/los-10-mayores-fraudes-cientificos-de-la-historia

http://www.sololistas.net/los-10-grandes-fraudes-de-la-ciencia.html

http://www.cienciakanija.com/2010/02/03/lancet-retracta-formalmente-un-articulo-de-1998-que-vinculaba-vacunas-y-autismo/

http://phys.org/news184336798.html

http://www.abc.es/ciencia/20130516/abci-engano-clonacion-humana-hwang-201305161024.html

http://www.abc.es/20120224/archivo/abci-clonacion-hwang-201202241142.html

http://www.lne.es/sociedad-cultura/2011/10/18/coreano-falsa-clonacion-humana-asegura-ahora-haber-clonado-coyotes/1144166.html

http://experimentemos.wordpress.com/2010/10/20/la-falsa-clonacion-humana/

http://elpais.com/diario/2006/01/22/sociedad/1137884401_850215.html

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2005/12/23/actualidad/1135292401_850215.html

http://www.analisisdigital.org/2013/05/16/clonacion-falsa-novedad-innecesaria/

http://www.wordreference.com/es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s